Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Ver política de cookies Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. 


Un señor va a un bar y le dice al camarero: Un café solo por favor. Y el camarero dice: Vamos ¡Todo el mundo a la calle!


Dos borrachos le preguntan al barman dónde queda el baño, el barman le dice: Por el pasillo doblan a mano derecha, bajan dos escalones y ahí están los baños. Hip, okay gracias. Cuando van por el pasillo uno le dice al otro: Oye, ¿Era pa' la derecha o pa' la izquierda? El barman dijo pa' la izquierda. Pero para el lado izquierdo estaban reparando un elevador y se caen por el roto y se dan tremendo cantazo y uno se levanta bien adolorido y le dice al otro: Yo no sé tu, pero yo me voy a orinar aquí, porque no pienso bajar el otro escalón.


Había un tipo que era tan borracho, pero tan borracho que le decían "El genio". Porque cada vez que destapaban una botella siempre aparecía.


Un señor va caminando por la calle, acababa de comprar una botella de vino. Había estado ahorrando media vida para comprarla. El señor que era bastante agarrado y roñica, llevaba la botella de vino en el bolsillo de la gabardina, para que nadie se la viera. De repente al cruzar la calle le atropella un coche y al levantarse, ve que tiene todo manchado de rojo y dice: ¡Por favor Dios mío! ¡Que sea sangre, que sea sangre!


¡Camarero, hay una mosca en mi sopa! ¿Y qué quiere que haga, que le traiga un salvavidas?


Llega una señora muy gorda a un bar, al verla un borrachito le dice al otro: Mire compadrito, ¡Un tanque, hip! En eso llega la señora y le contesta: ¡Mire viejo borracho, no me ande insultando! Y el borrachito le responde: ¡Y es de guerra compadrito, hip!


Estaban en una cantina, unos enanitos borrachos y en eso uno cayó en el piso, otro en el mostrador, otro en una mesa, y así cayeron todos. Cuando en eso llegó un borracho de tamaño normal y dice: ¡Anda coño! ¿Quién desarmó el futbolín?


Un hombre entra en un bar y dice: Hola, ¿me pone una cerveza, por favor? Y el camarero le dice: Oiga, pero, ¿no ve la gente que hay? ¿puede esperarse un momento? El hombre, muy extrañado al ver que el bar estaba vacío se sienta en una silla pensativo, y decide esperar. Al cabo de 5 minutos se levanta y dice: Perdone, ¿podría ponerme ya la cerveza?, por favor... ¡Pero hombre! ¿no puede ser amable y esperarse?, tengo mucha faena, ¿no lo ve? ¡No puedo hacer todo al mismo tiempo! El hombre cansado de la historia coge un cenicero y lo lanza contra el camarero, que pega un grito de dolor, se gira y le dice: Pero, ¿estás loco? ¿qué coño haces, tío? Y el hombre le dice: ¡Sí hombre!, con la de gente que somos y he tenido que ser yo, ¿no?


Este es un señor que entra en un bar y le dice al camarero: ¿Me puede traer una tortilla? En esto que el camarero le pregunta: ¿Francesa o española? Y el cliente le contesta: Me da igual, no voy a hablar con ella.


En cierta ocasión entra un mexicano a una cantina y pregunta: ¿Quién quiere pan y queso? Nadie le contesta, y lo vuelve a repetir: A ver, ¿no hay un mero macho que le guste el pan y queso? Entre los cuates que se encontraban en la cantina, uno levanta la mano y le dice: A ver machote, yo sí quiero pan y queso. Lentamente se le acerca, saca una pistola y le dice: ¡Pues toma PAN PAN PAN Y QUESO que le sirva de experiencia!


Un borracho llega a un portal, y toca el portero electrónico. ¿Diga? Le responde una señora. ¿Está su marido? Sí, ¿Por qué? Disculpe. Se va a otro portal , y vuelve a llamar a otros tantos pisos. Llega al cuarto, y le hace la misma consulta: Señora, ¿Está su marido? Y ella le responde: ¡No, no ha llegado todavía! Y el borrachito le dice: Señora, por favor puede bajar y decirme si soy yo...


Un señor de mediana edad lleva una hora sentado en un bar mirando la copa sin beberla, cuando llega un camionero alto y gordo y se bebe la copa de un solo trago. El pobre hombre se echa a llorar, y el camionero le dice: ¡Vamos, buen hombre, era solo una broma, ahorita le pido otra copa! El señor le contesta: No, no es eso, es que hoy ha sido el peor día de mi vida. Primero, llego tarde al trabajo y me despiden. Luego, al llegar donde había dejado mi coche, veo que me lo habían robado. Camino a mi casa y veo a mí mujer con otro hombre, y me vengo para acá, y cuando por fin iba a terminar con todo esto, llega usted y se toma mi veneno.




Comparte con tus amigos...



Mas chistes de borrachos


01  03  04  05  06  07