Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Ver política de cookies Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. 


Un señor llega de la cena de su empresa con una borrachera de campeonato, entra en su casa repasando para hacer ver que se encuentra bien: Esta es la puerta de entrada a mi casa, Esta es mi cocina, Esta es la habitación de mis niñas, Esta es mí habitación, Esta es mí lámpara que está en mí mesita, Esta es mí mujer, y el que está a su lado, ese, ese, ¡soy yo!


Había un señor que al salir de su casa para tomar el transporte publico siempre le decía otro hombre: Adiós, cornudo. Y el no entendía nada, así pasaron 5, 6, 7 días y lo mismo. Entonces, el señor le dice a su esposa: Oye, sabes que todos los días un hombre me dice: "Adiós Cornudo". Y al siguiente día cuando salió de la casa el mismo hombre le dijo: !Encima de cornudo, chismoso!


Un hombre entra a su casa, sube las escaleras y entra a su cuarto, allí encuentra a su mujer apenas vestida, semi tapada con una manta y un poquito exaltada. El hombre, un poco ingenuo, le dice: Amor, ¿estas bien? ¿tienes un ataque?, amor, ¿que te pasa?, amor... En ese momento entra uno de sus hijos pequeños, y le dice al hombre: Papa, en el armario hay un cuco. El señor va a ver, llega hasta el armario y abre la puerta, y adentro encuentra a su mejor amigo, y le dice: Ay Jacinto, mi mujer con un ataque, y tu asustándome a los niños...


Un amigo a otro le pregunta: Oye Pedro ¿Te gustaría ver a una mujer siéndole infiel a su marido? Sí, Juan me gustaría, tendría su morbo. Pues bien, llega 2 horas más temprano a tu casa hoy.


Dos obreros de la construcción conversan durante el almuerzo: ¿Sabes quien es Miguel de Cervantes? Pues no... !Que tonto eres! Deberías ir a la nocturna. Al día siguiente, el primero vuelve a preguntar: ¿Sabes quien es Albert Einstein? Pues no... !Que tonto eres! Deberías ir a la escuela nocturna. Otra vez, siguiente día, el mismo obrero pregunta: ¿Sabes quien es Karl Marx? Pues no... !Que tonto eres! Deberías ir a la escuela nocturna. Entonces el otro, ya harto, le dice: Y tu, ? sabes quien es Pedro López? Pues no... !Que tonto eres! Es el tipo que se acuesta con tu mujer, mientras vas a la escuela nocturna.


A ver, Jaimito, dame un ejemplo de alguien que sea muy valiente. Mi papa, señorita... ¿Por que ? Porque es bombero, y en cuanto suena la sirena sale a salvar vidas a riesgo de la suya propia. Muy bien. Y un ejemplo de cobarde ? Mi tío, señorita... ¿Por que ? Porque cuando mi papa sale a apagar incendios, el se mete en la cama con mi mama, y los dos se ponen a tiritar...


Erase una vez un tío casado normalillo, de esos que hay un montón, que tenia un amigo negro, y un día le pregunta al amigo: Oye, los negros porque tenéis el miembro tan grande? Es por la forma de hacer el amor, los negros la metemos de golpe hasta el fondo y luego la sacamos poco a poco, hasta el fondo y luego poco a poco. Ah si, pues esto tengo que probarlo yo. El tío llega a su casa y le dice a su mujer: María desnúdate que vamos a hacer el amor. ¿Que te pasa hoy? Hazme caso, María! Total que se desnudan los dos y el tío empieza como le había dicho su amigo el negro, dentro de golpe hasta el fondo, y fuera poco a poco, dentro de golpe, fuera poco a poco. Cuando llevan un rato la mujer le pregunta: Pepe, ¿Desde cuando lo haces como los negros?


En un pueblo en donde las mujeres eran muy infieles, el cura del pueblo ha impuesto la moda de decir me caí del puente, con lo que todos los habitantes del pueblo asociaban a infidelidad, cuando un cura nuevo llegó y las mujeres iban a confesarse por caer del puente el cura fue a quejarse con el alcalde quien se echó a reír, y el cura sólo apuntó a decir: No se ría tanto, que su mujer es de las que más se cae.


Estaba una pareja durmiendo, de pronto la mujer escuchó un ruido en la entrada y se levanta asustada diciéndole a su pareja: Levántate que ha llegado mi marido. El hombre se levanta apresurado, cuando se logra poner el pantalón se tira por la ventana tratando de escapar, a los cinco minutos regresa al cuarto donde estaba la mujer y le dice: ¡Tonta, si tu marido soy yo!


Un marido entra a casa y ve toda la cama revuelta y a su mujer a medio vestir. Pero, María, que es esto? Pues mira Manolo, que me ha hecho el amor un extraterrestre. ¿Un extraterrestre? Era verde? No, no, su color era como el nuestro. ¿Entonces tenia antenas? Bueno, cejas gordas si que tenia, pero antenas, lo que se dice antenas no. Entonces seguro que tenia un tacto viscoso y asqueroso, así como de blandi-blub. Pues no, el caso es que estaba muy suavecito y muy bien. ¿Tenia cuatro orejas?, ¿dos cabezas? ¿tres ojos? No, no, no. Y entonces como sabes que era un extraterrestre? Porque cuando le he abierto la puerta me ha dicho que era del planeta Agostini.




Comparte con tus amigos...



Mas chistes de cuernos


01  03  04